Antoñana

  • Vista panorámica de Antoñana / Antoñanako panoramika

Antoñana

Historia

Desde la prehistoria, la villa de Antoñana estuvo habitada por nómadas que se dedicaban a la cría de ganado.

Durante la Edad Media, fue una plaza de bastante importancia, muy disputada por los reinos de Navarra y Castilla, por su situación estratégica y por ser un lugar de paso de las gentes que circulaban entre el interior y el litoral.

El rey navarro Sancho el Sabio la amuralla, y en 1182 le concede el fuero en Tudela, donde se delimita su extensión, mucho mayor que la actual.

Permanece bajo dominio navarro hasta el año 1200, cuando es anexionada a la Corona de Castilla, al apoderarse el rey Alfonso VIII del valle de Campezo. El rey promete, en su testamento de 1204, que a su muerte la villa será devuelta a su legítimo dueño, Sancho el Fuerte de Navarra. Sin embargo, la voluntad del rey no se cumple: en documentos fechados en 1218, y en un real decreto promulgado en 1239 por Fernando III el Santo, se asume que la villa sigue perteneciendo a Castilla.

Antoñana es villa realenga hasta 1367, año en que el rey Enrique II de Trastámara la entrega a Don Ruy Díaz de Rojas, por ser un noble de su confianza. De manos de los Rojas pasa a los Hurtado de Mendoza, Condes de Orgaz.

Durante siglos, la villa mantendrá diversos pleitos con sus dueños. En 1588 se condena al Conde de Orgaz a “que no pudiese tener otro derecho sobre la villa, más que el de tomar residencia en caso de encontrarse personalmente en ella”.

En 1635, tanto Antoñana como Santa Cruz de Campezo logran librarse de la jurisdicción del conde mediante pago a la corona, «para tener y gozar perpetuamente la jurisdicción civil y criminal, que no tocó ni toca a dicho conde, y de que habéis usado y usáis, así por cartas ejecutorias, como en otra cualquier manera a mí perteneciente, sin tocar ni innovar en la jurisdicción de dicho conde por el domicilio de la dicha villa».

La Villa

La villa medieval y amurallada de Antoñana está considerada como Monumento Nacional de Euskadi. Se asienta en un montículo y sobre un antiguo fuerte, a la orilla izquierda del río Ega.

Tres calles principales atraviesan la villa de norte a sur, donde se encuentran las casas blasonadas con los escudos de armas en las fachadas. De todas ellas hay que destacar la casa-torre de los Hurtado de Mendoza, Condes de Orgaz (siglo XIII) y la casa palacio con torreón de los Elorza (siglo XVI).

La única puerta medieval que se conserva está situada al sur, y el cubo al oeste. Las calles están comunicadas por pasadizos cubiertos de madera, callejuelas estrechas y cantones. Aprovechando la muralla como pared, se construyeron las casas hacia sus adentros. Las ventanas y balcones se abren en la propia muralla.

En la puerta que da acceso al casco antiguo se encuentra la iglesia dedicada a San Vicente Mártir.

El edificio del siglo XVII que albergaba la cárcel se ha convertido en Centro Apícola y Sala de Exposiciones. Al lado de la muralla se encuentra el monumento a la abeja, y el parque recreativo con mesas y asadores. La antigua escuela es hoy una ludoteca. En el centro de la villa está situado el frontón de pelota.

Siguiendo la senda del Agín hacia el monte Soila existe un denso bosque con tejos centenarios de grandes dimensiones, dos árboles singulares, un tilo y un tejo,  y otros árboles como hayas, robles y encinas donde se cultiva la trufa.

En un bonito paraje cercano se encuentra la regadera del Aguaqué, donde las presas forman saltos de agua.

Sobre el río Berrón se conserva un molino harinero construido en 1617. Varios puentes cruzan los ríos Berrón y Sabando, destacando el Puente del Parador, Puente Alto o del Salzinal (1762) y Puente Laya (1829).

Patrimonio de Antoñana

Iglesia parroquial de San Vicente Mártir de Antoñana

La iglesia parroquial dedicada a San Vicente Mártir está construida sobre  los cimientos de la antigua iglesia-fortaleza. Tiene planta de cruz latina, con el ábside ochavado y con diez pilastras adornadas con guirnaldas. Los cuatro tramos están cubiertos por bóvedas.

El pórtico, situado en el interior del recinto amurallado, es de finales del siglo XVIII, con cinco arcos de medio punto de piedra de sillería. Tiene otra portada neoclásica al sur.

La torre es neoclásica, del siglo XVIII, de planta cuadrada, esbelta. Se construyó en dos fases. Las campanas se alojan en los cuatro huecos adornados con columnas toscanas en los ángulos, rematadas por flameros. La cúpula es ovoidal y la linterna, cilíndrica.

El  retablo mayor es de estilo rococó, de la segunda mitad del siglo XVIII, obra de Manuel de Moraza. Lo preside una  imagen de San Vicente Mártir, que tiene a los lados las tallas de San Pedro y San Pablo. En lo alto, el Calvario y las imágenes de San Sebastián y San Miguel. Corona el retablo el Espíritu Santo a modo de clave.

Junto al altar mayor, desde el mes de Septiembre y hasta Mayo, se puede contemplar la bonita imagen sedante de Nuestra Señora del Campo con el niño en su pierna izquierda (siglo XII), procedente de su ermita.

Los altares laterales están dedicados a la Virgen del Rosario, de fines del siglo XVIII, considerada como una de las imágenes marianas más bellas de la provincia; al Santo Cristo, San José, las Ánimas y San Antonio.

Dos buenos lienzos barrocos del siglo XVII, de la escuela sevillana, adornan la iglesia: el de la Sagrada Familia con San Juanito y la Inmaculada Concepción. Estas pinturas se atribuyen al pintor Cornelio Schut (1629-1685) nacido en Amberes y amigo de Murillo.

Bajo el coro se encuentran el baptisterio y la pila bautismal.

Ermita de Nuestra Señora del Campo de Antoñana

La ermita dedicada a Nuestra Señora del Campo se reconstruyó en el año 1951, aunque quedan en su interior restos de la ermita románica del siglo XIII, como el arco del presbiterio y el ábside en forma de cascarón.

El retablo central está presidido por una imagen sedante de la Virgen del Campo, del siglo XIII, con el Niño sentado en su rodilla izquierda. Esta virgen permanece en la ermita desde el mes de Mayo hasta Septiembre, cuando vuelve a la iglesia de la villa.

Callejero de Antoñana

s69-logo_geoEuskadi

Datos facilitados por GeoEuskadi, Infraestructura de Datos Espaciales (IDE) de Euskadi.

Más información: www.geo.euskadi.eus

Actividades en la zona de Antoñana

Fiestas

  • Fiestas patronales. San Mateo. Fin de semana más cercano al 21 de Septiembre.
  • Día de la Miel. Mes de Mayo.
  • Semana Cultural en Julio.
  • Subida al Agin. Abril.
  • Raid y marchas ecuestres. Primavera y Otoño.
  • Quema del Judas. 31 de Diciembre. 00 horas.
  • Concentración de Porche 911. Junio.
  • Cabalgata de Reyes.
© Copyright - Ayuntamiento de Campezo · Kanpezuko Udala
X